Después de haber estado establecida dentro de un brillante torre de reciente construcción en la calle 42 de Nueva York desde el año 2000, Condé Nast decidió mudarse. Esta vez a uno de los sitios más emblemáticos del mundo: el One World Trade Center. La decisión de trasladar propiedades legendarias, como Vogue, al tótem de 1776 pies de altura significó un renacimiento para el vecindario después del 11 de septiembre.

En una obra maestra de 1.3 millones de pies cuadrados distribuida en los pisos 20 a 44, la sede central de Condé Nast celebra las diversas marcas de la compañía de medios mientras trabaja en su transición a la era digital. Una espectacular escalera de caracol conecta dos pisos de amenidades con funciones especiales, que incluyen un nuevo estudio digital, una cafetería y una biblioteca; así como cocinas de degustación, salones de belleza y espacios para cambiar modelos de moda, con un centro de conferencias multifuncional.

El programa integral de posicionamiento de marca y gráficos ambientales unifica la identidad de Condé Nast dentro de los espacios públicos, al tiempo que permite que cada marca se exprese dentro de su propio espacio de trabajo. En cada piso, un pasillo principal presenta el contenido digital colectivo de Condé Nast, mientras que otros exhiben las marcas individuales que allí se encuentran. Las paredes de las salas de conferencias y los armarios de moda están envueltos en reproducciones de vinilos de fotografías publicadas por grandes artistas, como Irving Penn. Una paleta minimalista-chic de blanco puro, gris oscuro y negro brillante presenta todo el concepto de diseño, incluso en la cafetería de la planta 35, donde los chefs preparan almuerzos de kale y quinoa en estantes de comida independientes. Concebida como un mercado, los asientos son variados: enclaves de banquetes separados por cristal ahumado, sillas de café alrededor de cuatro topes íntimos y mesas comunes con mármol. Por su forma elegante y limpia, el modelo D81 Crio de Fabbian fue elegida –por ser un colgante impresionante– como centro focal donde periodistas y amantes de la moda almuerzan y se reúnen.

Arquitectos: Gensler Nueva York

Crédito fotos: Garrett Rowland

Colección D81 Crio

La colección proviene de la investigación de Giovanni Minelli sobre los poliedros de Arquímedes y las técnicas de fabricación de láminas de aluminio, combinadas para recrear un nuevo rigor geométrico. La estructura exterior es una sólida estructura de aluminio multifacética hecha a mano, en la que un elemento acrílico interior oculta la fuente que proporciona la luz desde una cúpula brillante. La gama de productos Crio incluye tres tamaños de colgantes para uso en interiores, disponibles en diferentes acabados y colores.

Fabbian está disponible en Diez Company. Más info: clic aquí.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO