Un encuentro con los diseñadores Alex Fernández y Gonzalo Milà es un encuentro con opiniones muy subjetivas sobre iluminación, que van más allá del diseño de lámparas y que transmiten una manera de ver la vida. Esa apertura de mente y de espíritu es la que se ha plasmado en los tres diseños de lámparas que han creado juntos para Bover: Fora, Amphora y Garota. Son lámparas diseñadas para abrir puertas, en sentido literal y metafórico. Diseños que abren nuevos territorios de producción para Bover, y lámparas que, por otra parte, conectan interiores y exteriores en una suave y agradable conversación entre amigos, invitando a pasar de un lugar a otro de manera natural.

Bover visitó a Gonzalo y a Alex en sus respectivos estudios en Barcelona para que narraran el proceso de creación de Fora, Amphora y Garota, diseños que inspiran Mediterráneo, su historia y su sabor.

Hay claramente un espíritu Bover y una parte mediterránea que, queramos o no, llevamos dentro. Aquí somos de abrir puertas, de conectar, lo cual es la principal novedad y aportación de estos diseños, la conexión de dentro y fuera. Son lámparas para exterior, pero que se prolongan en un momento dado al interior. De esta manera amplías el exterior y amplías el interior, ambos espacios se hablan”, describe Alex.

Ambos son conscientes de que la zona donde viven es privilegiada en términos de abundancia de luz. Alex tiene su propia teoría: “Somos animales bioclimáticos”. En el Mediterráneo hay una manera de vivir la luz que según ellos se traslada a todo lo que hacen.

Queda claro que Alex y Gonzalo entienden la búsqueda de inspiración de una manera muy personal. Rara vez hablan de grandes íconos del diseño. En cambio, ponen énfasis en lo que han vivido, en lo que acaban de ver ese mismo día en la calle, en lo que sienten. Cientos de inputs que acaban encontrándose en su cabeza. Una inspiración con un valor muy emocional que tiene que ver con su manera de abordar el diseño en iluminación: la creación de objetos con un componente no “material” en el que lo importante no es la luz, sino el efecto que crea: escultórico, de luces y sombras, y el afectivo, en cuanto a cómo influye en el estado de ánimo de las personas.

Alex y Gonzalo desvelan que detrás de Fora, Amphora y Garota (garota significa erizo de mar en catalán) está la historia de recuerdos y vivencias en la Costa Brava (zona norte de Cataluña). Garotas encontradas en las calas de Calella durante expediciones de infancia, y ánforas romanas descubiertas en visitas a las ruinas de Ampurias. Experiencias íntimas que se entretejen con los largos momentos de trabajo juntos.

“Con Fora, la primera lámpara que creamos, pasamos muchas horas investigando la fibra trenzada, un material que era nuevo para nosotros y también para Bover. Una vez familiarizados con el ratán, este nos permitió crear las formas curvas características de los tres diseños. Por suerte, el resultado con Fora fue muy bueno y creó una realidad comercial que ayudó a abrir el camino a Amphora y a Garota, las cuales llegaron mucho más fácilmente”, explica Gonzalo.

Modelo Garota.

Hay tres grandes innovaciones en estas tres lámparas. La conexión de espacios interior y exterior, el tratamiento de la fibra trenzada y el achatamiento de la fuente de luz. Alex relata el proceso de esto último: “Al achatar el globo nos dimos cuenta que pantalla y fuente de luz crean un conjunto armónico que es clave en las tres piezas. Si vemos el globo totalmente esférico nos sorprende la sensación tan diferente que da. Este asume un protagonismo absoluto y solo ves el interior. Con la solución que encontramos, pantalla y fuente de luz forman un conjunto compacto”.

Más allá del resultado final, la realidad es que cuando Alex y Gonzalo están juntos, se crea una perfecta sinergia que los lleva a crear diseños tan increíbles como Fora, Amphora y Garota. Según Alex: “Yo soy muy selectivo con mis colaboradores, he de sentirme alineado y saber que aquello tiene un sentido, y con Gonzalo me pasa. Es muy fácil encontrarse en proyectos que acaban en un café”. Dos opiniones sobre cómo abordar la creación conjunta que se encuentran en un punto común que funciona a la perfección. “Es verdad que es difícil encontrar buenos partners, pero yo he colaborado mucho. Primero con mi padre, con otros compañeros, con Alex… Me gusta trabajar en equipo, el diálogo para arrancar, para zanjar dudas y para dar más pasos”, añade Gonzalo.

Modelo Fora.

Hablando de partners, Alex Fernández y Gonzalo Milà han encontrado a uno perfecto con Bover. “En diseño es importantísimo tener un buen cliente, y Bover tiene unos niveles muy altos de calidad y de sensibilidad”, destaca Alex. Es motivador oírlos hablar de la fiesta de verano que este año montó Joana Bover, fundadora de Bover, para celebrar los veinte años de la empresa. Una auténtica cantera de buen feeling para todos. Para Gonzalo: “Mi momento de mayor satisfacción es cuando voy a las ferias y veo a todo el equipo comercial ilusionado y convencido con nuestras lámparas”. Lo mismo que para Alex: “En Bover hay una energía muy potente que te llena”.

Alex, Gonzalo y Bover han hecho posible que espacio y tiempo se prolonguen gracias a Fora, Amphora y Garota. Una mirada al exterior desde el interior y a la inversa, donde todo se funde en una atmósfera cálida y familiar. Lámparas que participan en lo que está sucediendo en ese momento concreto, al igual que sus creadores. Ellos han demostrado con estos tres diseños que tienen un papel muy certero iluminando auténticas experiencias de vida.

Modelo Amphora.

Bover está disponible en Diez Company. Más info: clic aquí.

14 septiembre, 2017

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO