Joana Bover creó la primera Marietta hace un par de años, como una interpretación muy personal de las clásicas lámparas de suspensión industriales que iluminaban la mayoría de las fábricas de Europa a principios del siglo XX. El resultado fue una luminaria contemporánea, decorativa, cálida y envolvente.

La Marietta original es claramente una luminaria de interior, pero Joana ha querido abrirle las puertas y llevarla al exterior. Para ello, la versión Outdoor está realizada en polietileno blanco, con el que se ha imitado la textura y las ondas de la cinta del diseño original. Es una lámpara pensada para terrazas, parasoles y pérgolas; y también para cocinas, bares y restaurantes. Es, por tanto, un todoterreno perfecto para todos estos espacios: resistente, fácil de limpiar y muy polivalente. Esta polivalencia tiene que ver con la atemporalidad que Joana busca siempre en los diseños. Es decir, piezas que pueden estar al lado de piezas clásicas, pero también conviviendo con piezas contemporáneas, integrándose de manera natural en la vida de las personas.

La Marietta Outdoor es –por muchas razones– un ejemplo de diseño cocinado lentamente en el que tiene un papel relevante el no-conformismo y la convicción de Joana por llegar al mejor producto final posible.

“Cada pequeño detalle de Marietta Outdoor está pensado mil veces. Un trabajo de precisión que se hace siempre en Bover con cada lámpara. Esto es lo que separa a muchos productos de otros, la calidad no solo en materiales, sino también en el desarrollo industrial que hay detrás”, explica Joana, convencida.

Bover está disponible en Diez Company. Más info: clic aquí.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO