Reunir lo tradicional con lo contemporáneo para contribuir a darle una nueva perspectiva a la mirada del espectador es uno de los objetivos que el proyecto Man as Bird, de The Pushkin Museum XXI, presenta durante la Bienal de Venecia 2017, actualmente. El objetivo del museo es conectar lo clásico con lo nuevo, así como entrelazar el arte ruso con el proceso artístico internacional. Además, promover el diálgo de las formas de representación del arte contemporáneo y presentar artistas que hablen el nuevo lenguaje multimedia.

La exposición Mas as Bird, Images of Journeys invita al visitante a viajar a través de múltiples dimensiones –espacio, tiempo y experiencias individuales– que pueden alterar la percepción del mundo y de él mismo. La morfología inicial y estructura de las imágenes transforman el objetivo del viaje a distintos puntos de vista. Así como el Gulliver de Jonathan Swift o la Alicia de Lewis Carroll, el espectador experimenta proporciones inusuales y perspectivas: el mundo se transforma, el punto de vista cambia, lo real y lo imaginario se entremezclan y dejan de ser parte de nuestras creencias anteriores.

Durante este “viaje”, el ángulo de visión se expande de los 120 grados de la vista humana a los 360 grados del ojo de las aves. El espacio construido en concordancia con las leyes de la perspectiva lineal –familiar para el observador desde el Renacimiento– parece correcto solamente al principio.

El observador ubicado en el centro de un panorama con frecuencia pierde su habilidad para notar detalles. Se funde con un flujo general. Aquí, con una persistente distorsión de la realidad, así como transición de acercamientos a perspectivas distantes resultan en la pérdida de la habilidad del visitante de mantener cierta posición. En un punto, estar críticamente lejos de los detalles puede llevar a una ceguera parcial. Disturbios del espacio y el vórtice temporal llevan al observador hacia un hoyo negro, enviándolo a una experiencia sintética de varias capas de visión expandida, como un viajero solitario tratando de encontrarse a sí mismo.

Los participantes en esta exposición son:

Semyon Aleksandrovsky (Rusia), Tanya Akhmetgalieva (Rusia), Dmitry Bulnygin (Rusia), David Claerbout (Bélgica), Masaki Fujihata (Japón), Sofia Gavrilova (Rusia), Martin Honert (Alemania), Yuri Kalendarev (Rusia), Marnix de Nijs (Países Bajos), Fabrizio Plessi (Italia), el grupo de arte Provmyza (Rusia), Mariano Sardon (Argentina), Leonid Tishkov (Rusia) e Irina Zatulovskaya (Rusia).

PRIVATE MOON

«Человек как птица. Образы путешествий» /// Палаццо Соранцо Ван Аксель, Венеция © 2017 alan vouba

De esta interesante propuesta que es Man as Bird, hoy nos enfocamos en el trabajo de uno de sus expositores: Leonid Tishkov y su Private Moon, una instalación de luz, fotografías y video que le tomó 14 años completar.

Private Moon es un poema visual que cuenta la historia de un hombre que conoció a la Luna y se quedó con ella el resto de su vida, viajando con ella alrededor del mundo.

«Человек как птица. Образы путешествий» /// Палаццо Соранцо Ван Аксель, Венеция © 2017 alan vouba

Desde que la gente comenzó a viajar, se estableció la tradición de documentar sus experiencias de viaje. La descripción escrita de cada viaje iba a menudo acompañada de dibujos. Tishkov continúa la tradición colocando una luna artificial cada vez que estuvo en un paisaje a cielo abierto, en balcones o jardines, muros de clubes, edificios abandonados o plantas de energía, y documentado estas visitas. Colocada de formas inusuales e iluminando los objetos a su alrededor, la luna viajera ofrece al espectador la experiencia de sentir la grandeza de la existencia. Por tanto, un visitante se encuentra a sí mismo dentro de la instalación, convirtiéndose en parte de ella y de los eventos, experimentando un estado poético en un tiempo prosaico postindustrial.

«Человек как птица. Образы путешествий» /// Палаццо Соранцо Ван Аксель, Венеция © 2017 alan vouba

Este arte ha viajado por todo el mundo. La Luna de Tishkov ha visitado Siberia, Ural, San Petesburgo, Lvov, Riga, París, Berlín, Praga, Londres, Frankfurt, Zurich, Japón, Singapur, China, Taiwán, Estados Unidos… De acuerdo al artista: “La Luna real viaja por la Tierra iluminando hermosos paisajes de nuestro querido planeta con su mágica luz y fue así como decidí hacer el mismo viaje con mi Private Moon. Va a ser un viaje un tanto más largo que una vuelta de la Luna a la Tierra. ¡Va a ser un viaje de toda la vida!”.

«Человек как птица. Образы путешествий» /// Палаццо Соранцо Ван Аксель, Венеция © 2017 alan vouba

Man as bird estará en exhibición en el Palazzo Soranzo Van Axel, Venecia, hasta el 5 de septiembre de 2017.

Más info: Página oficial.

 

RELATED POSTS

1 Comentario

  1. Responder

    visor nocturno

    9 octubre, 2017

    Este artículo es genial, voy a compartirlo en Facebook 🙂

DEJA UN COMENTARIO