Lindsey Adelman vive y trabaja en Nueva York. Ella se ha especializado en el diseño de iluminación desde 1996. Fundado en 2006, el estudio de Lindsey Adelman nació con el lanzamiento de su primer producto: el candelabro Branching Bubble, que combina la naturaleza orgánica del vidrio soplado con componentes más racionales y producidos. Desde entonces, en el estudio han explorado un amplio rango de productos y disciplinas. El diseño de iluminación es el núcleo de lo que hacen. No obstante, también trabajan con una amplia paleta de materiales, satisfaciendo la necesidad de crear espacios en los que los elementos de iluminación se integran a todo tipo de materiales, desde azulejo hasta papel tapiz.

El estudio diseña, realiza sus prototipos y construye sus productos en sus propias instalaciones de Nueva York y Los Ángeles, colaborando con productores locales para desarrollar y producir componentes pesonalizados. Con habilidad y cuidado, el equipo de más de 40 personas y una pequeña red de artesanos locales son los encargados de realizar cada pieza.

Las colecciones de iluminación están pensandas para ser sistemas modulares industriales con el fin de capturar la efímera y fugaz belleza de la naturaleza. Adelman estudió Diseño Industrial en la Rhode Island School of Design. Hoy en día, continúa siendo desafiada y seducida por la sustancia inmaterial de la luz, y está obsesionada con crear formas que maximizan el sensual efecto de esta.

El trabajo de Adelman ha sido presentado en el Museo de Diseño Cooper-Hewitt, Design Miami, la Nilufar Gallery y en BDDW, entre otros. Por muchos años, el estudio ha profesado una misión filantrópica de apoyo a la Robin Hood Foundation para combatir la pobreza en Nueva York. Mucho del éxito del estudio es atribuido por Adelman al deseo de formentar un verdadero impacto.

Fotos Laura Coleman para Lindsey Adelman Studio.

RELATED POSTS

DEJA UN COMENTARIO